Base de Datos

Temas relacionados con las soldaduras fuertes para ayudar al aprendizaje y comprensión de los aspectos técnicos de la soldadura fuerte, cómo funciona, por qué funciona, además de consejos y sugerencias útiles.

Capacitación del Personal en Campo

Un programa cómodo y personalizable con opciones para satisfacer sus necesidades.

Leer más sobre capacitación

Documentación Técnica

Visite nuestra base de datos, donde encontrará fichas SDS y otra documentación técnica.

Descargar Documentos Técnicos

Soldaduras Fuertes vs. Soldadura blandas

La soldadura une metales fundiéndolos y fusionándolos, generalmente con la incorporación de un metal de aporte de soldadura. Las uniones producidas son sólidas, generalmente tan fuertes como los metales unidos, o incluso más resistentes. A fin de fusionar los metales, se aplica un calor concentrado directamente al área de unión. Este calor es a alta temperatura. Debe serlo - a fin de fundir los metales "base" (los metales que se van a unir) y los metales de aporte también.

Use Soldadura cuando Necesite un Calor Focalizado y Localizado

Por lo tanto, las temperaturas de soldadura comienzan en el punto de fundición de los metales base. Debido al que el calor de la soldadura es intenso, no es práctico aplicarlo de manera uniforme sobre un área extensa. El calor de la soldadura suele ser localizado y focalizado. Esto tiene sus ventajas. Por ejemplo, si desea unir dos tiras pequeñas de metal en un solo punto, resulta muy práctica una preparación de la soldadura con resistencia eléctrica.

Esta es una manera rápida, económica de realizar uniones permanentes por cientos y miles. Sin embargo, si la unión es lineal más que focalizada, surgen problemas. El calor localizado de la soldadura tiende a convertirse en una desventaja. Por ejemplo, supongamos que usted desea soldar a tope dos pedazo de metal - parta por biselar los bordes de los trozos metálicos a fin de permitir espacio para el metal de aporte de soldadura. Luego suelde, primero calentando un extremo del área de unión a la temperatura de fundición, y luego desplazando lentamente al calor a lo largo de la línea de unión, depositando el metal de aporte en forma sincronizada con el calor. Esta es una operación de soldadura convencional. Veamos sus características.

La Soldadura Blanda Puede Proporcionar Alta Resistencia y Altos Costos en Energía

Tiene un gran punto a favor: la resistencia. Si se realiza correctamente, la unión soldada debe quedar tan resistente como los metales unidos. Pero hay malas prácticas que se deben tomar en cuenta. Las uniones se efectúan a altas temperaturas, lo suficientemente altas para fundir ambos metales base y el metal de aporte. Las altas temperaturas pueden causar problemas, tales como una posible deformación y combado de los metales base o bien tensiones alrededor del área de la soldadura. Estos peligros son mínimos cuando los metales que se van a unir son gruesos. Pero se pueden transformar en problemas cuando los metales base constituyen secciones delgadas. Las altas temperaturas son caras en el sentido que el calor es energía, y la energía cuesta dinero. Mientras más calor se necesite para hacer la unión, mayor será el costo de producirla. Ahora consideremos el proceso automatizado.

Qué ocurre cuando se une no un solo ensamble, sino cientos o miles de ellos. La soldadura, por su naturaleza, presenta problemas en la automatización. Sabemos que una unión de soldadura por resistencia hecha en un solo punto es relativamente fácil de automatizar. Pero una vez que el punto se transforma en una línea, vale decir, una unión lineal, la línea se debe seguir. Es posible automatizar esta operación de seguimiento, moviendo la línea de unión, por ejemplo, más allá de la estación de calentamiento y alimentando el alambre de aporte desde carretes grandes. Pero esta es una preparación completa y exacta, garantizada solo cuando se tienen grandes tramos de producción de piezas idénticas.

Lógicamente, las técnicas de soldadura siguen mejorando en forma permanente. Se puede soldar en una base de producción por haz de electrones, descarga de capacitor, fricción y otros métodos. Pero estos sofisticados procesos generalmente requieren equipos especializados y caros, además de preparaciones complejas y demorosas. Rara vez son prácticas para tramos de producción más cortos, cambios en la configuración del ensamble o - en breve - los requerimientos típicos cotidianos de uniones metálicas.

Consideraciones de las Soldaduras vs. Soldaduras fuertes

  1. ¿Tamaño del ensamble?
  2. ¿Espesor de las secciones del metal base?
  3. ¿Unión por punto o lineal?
  4. ¿Qué metales se van a unir?
  5. ¿Qué cantidad final de ensamble es necesario?